French (Fr)English (United Kingdom)

Inmaculada Puicercús, “La Tate”, actúa en la Expo

“El flamenco estará siempreen mi vida” Inmaculada Puicercús, “La Tate”, actúa en la Expo.
 No sabe cómo le entró en el cuerpo el gusanillo del flamenco, pero lo cierto es que desde hace más de una década es su forma de vida y su modo de expresión. Inmaculada Puicercús, más conocida en el mundo artístico como “La Tate”, presenta desde hoy y hasta el domingo en la Expo de Zaragoza un cuadro de flamenco ‘jondo’ en el que actúa junto a otro  bailaor y cinco músicos, “jóvenes promesas” del mundo del flamenco.  Actuar en Aragón, en su tierra, es para ella, sobre todo, “un orgullo”.

HUESCA.- “Empezó siendo una búsqueda, un intento de experimentar, y de ver qué era aquello que me tiraba tanto, y cada vez me fui metiendo más y más y hasta ahora. Así empezó todo esto”.
La curiosidad acercó a Inmaculada Puicercús, una joven altoaragonesa de 29 años, al flamenco, y hoy no concibe su vida sin este baile.

A él dedica buena parte de sus esfuerzos, y los resultados se pueden comprobar estos días en “La Tate and Co”, el cuadro de flamenco ‘jondo’ que presenta desde hoy y hasta el domingo en el Balcón de las Artes Escénicas de la Expo junto a otras jóvenes promesas del flamenco llegadas de Sevilla y Barcelona, donde ella reside habitualmente. “Me hace mucha ilusión actuar en Zaragoza, es algo importante para mí, es un orgullo, y, además, es una forma de darte a conocer”, asegura esta bailaora que, durante cuatro días y en sesión doble, acercará el flamenco más tradicional a la capital aragonesa.

“Voy a bailar por alegrías, que es un palo que tiene que ver con la jota aragonesa, por eso hay muchas alegrías que cantan a la Pilarica -explica-, y luego bailaré por soleás y bulerías. Lo que no sé es si cantaré algo por tangos, si lo hago será algo sencillo y tranquilo”.

Y es que esta bailaora, conocida en el mundo del flamenco como “La Tate”, un nombre que eligió “por lo de los hermanos, que siempre te llaman ‘la Tate’, ‘la tata’”, tiene una amplia formación no sólo a nivel de baile, también musical. “Yo he estudiado toda la vida música clásica en el Conservatorio, he estudiado canto coral y violín, todo desde muy pequeña. Fue después cuando me eché al baile”, explica “La Tate”, que tiene entre sus proyectos más inmediatos la grabación del disco “Rotos los zapatos”, un trabajo “de fusión” en el que, junto con su hermano Jorge, con quien da cuerpo al proyecto “Tates Emotions”, busca nuevos sonidos a través de la combinación de bosas novas, reagge, música de raíz africana y, también, “un cierto filtro flamenco”.

En 2009, esperan tener este disco en el mercado, y, con él, Inmaculada cumplirá uno de sus sueños, aunque no el único. “Para mí, lo ideal sería compaginar los dos proyectos, seguir trabajando con mi hermano y, a la par, tener mis bolos de flamenco puro”, un baile que siempre estará presente en su vida: “El flamenco estará siempre en mi vida”.